NEWSLETTER FUNDACIÓN ASIMA: Cuesta lo mismo

Por José Manuel Casado, Presidente de 2.C Consult

Por José Manuel Casado, Presidente de 2.C Consulting.

Soy positivo porque me cuesta lo mismo que ser negativo y, además, me ayuda a disfrutar mucho más de la vida. Me identifico totalmente con lo que Thomas Friedman decía, “soy optimita por naturaleza, porque como soy bajito, sólo veo la parte medio llena de la botella”.

 

¿No le parece que hay demasiada gente triste en las empresa?, ¿no cree que hay muchos melancólicos amargados que caminan serios por los pasillos de nuestras organizaciones?, ¿no le parece que tendría que haber menos personas con cara deprimida?, ¿no considera que hay demasiada gente que tiende a ver la parte negativa de las cosas y a interpretar el trabajo, casi en el sentido bíblico, como un castigo?

 

Yo creo que sí, y la verdad es que a pesar de la crisis no lo entiendo. Quizá sea porque nuestro filtro, que por supuesto, tiene una función preventiva (nos protege, nos avisa del peligro, etc. y nos ayuda a interpretar la realidad), es negativo, y si no somos capaces de controlarlo, termina conformándonos una actitud negativa.

 

Es probable que la psicología haya tenido algo que ver, ya que desde sus inicios se dejó seducir por las ideas pesimitas que predicaban todos los filósofos de la época (el nacimiento de la psicología como ciencia se sitúa en 1879), el propio William James, que publicó el primer tratado de esta nueva ciencia, el atormentado Sigmund Freud, e incuso Eric From que intentaba estudiar los aspectos positivos de las personas, compartieron la concepción preponderante pesimista de la naturaleza humana sustentado sobre el concepto de destrucción o Tánatos.

 

Puede que parte de esta visión pesimista del mundo tenga que ver con la melancolía de Aristóteles, con la billis negra de Hipócrates de Cos, con el derrotismo del inglés Tomas Hobbes, del escocés Hume, del alemán Kant, Nietzsche o Heidegger, del francés Sartre o del madrileño Ortega y Gasset.

 

Mucho ha llovido desde entonces y, afortunadamente, los avances de la ciencia han hecho que los investigadores y expertos en el estudio de la mente humana hayan movido su foco de atención, para centrarse ahora más en la satisfacción por la vida que en la patología. Pero no es hasta hace apenas unos años, en el año 2000, y fundamentalmente gracias a la labor heurística y divulgativa del profesor de la Universidad de Pensilvania, Martin Seligman, cuando se formaliza la asignatura de Psicología Positiva y se reconoce explícitamente la importancia de la investigación de los aspectos positivos de la mente humana.

 

Está demostrado: la gente positiva es más sana, vive más años, es menos rencorosa, es más feliz y trabaja más y mejor. La NASA, por ejemplo, que es exquisita en la selección de candidatos a astronautas, considera el optimismo como uno de los atributos indispensables en los aspirantes. Hay miles de ejemplos, como el de Metropolitan Life, empresa que ya utiliza hasta lo que ha denominado optimismómetro para seleccionar a sus vendedores.

 

Estoy convencido y así lo predico que “la actitud mental positiva determina nuestro éxito” y, sostengo, que se puede aprender a ser positivo. Por ello, animo a las compañías a que enseñen a su gente a ser más positiva. Si lo hacen no sólo verán mejorar los índices de satisfacción de sus estudios de clima laboral, reducirán conflictos, disminuirán la rotación no deseada, se convertirán en una empresa más alegre y humana, y lo que no es menos importante, mejorarán sus resultados para poder hacer frente con más vigor a esta dichosa crisis y, además, le aseguro que…le cuesta lo mismo.




Noticias relacionadas

FAnews nº3: En zoom: Gabriel Coll Morro
Museo de la Industria

“Pido a la Administración que no nos desaliente con tanto papeleo”.

FAnews nº3: “La cueva y el oso”
Museo de la Industria

Por Joan Quintana, coach y consultor.

NEWSLETTER FUNDACIÓN ASIMA: No hay crisis. Es así.
Museo de la Industria

Rafa Goberna,
Consultor en desarrollo de Organizaciones y Personas. Coach, da su opinión sobre la actual coyuntura y qué tenemos que hacer.

NEWSLETTER FUNDACIÓN ASIMA: Un cara a cara con Miguel Verd
Museo de la Industria

Miguel Verd: “Los buenos empresarios y emprendedores son los que pueden tirar del carro”

Museo de la Industria, un proyecto socio-cultural para conocer de dónde venimos
Museo de la Industria

La FUNDACIÓN ASIMA promueve la puesta en marcha del Museo de la Industria, concebido como un espacio social-cultural que albergará la historia de nu...

Museo de la Industria

Un proyecto socio-cultural para conocer de dónde venimos

La FUNDACIÓN ASIMA impulsa la puesta en marcha del Museo de la Industria, concebido como un espacio social-cultural que albergará la historia de nuestra industria.

Además, quiere fomentar la instauración de una Escuela de Restauradores para recuperar antiguos oficios y artes.